¿Cuál es la mejor manera de ordenar mi trastero?

A muchos nos pasa: nuestro trastero, aunque nos ayuda a mantener el resto de nuestra casa más ordenada, es la estancia en la que más impera el caos. 

Es lógico. La mayor parte de las veces no la visitamos con una frecuencia diaria y el hecho de que esté desordenado nos importa menos. Pero mantener el orden también en el trastero es más sencillo de lo que parece y nos ayudará a ahorrar tiempo y aprovechar mejor el espacio que tenemos (que al final, ¡es ahorrar dinero!).  Y además es muy fácil, con estos sencillos trucos. 

Prepara el trastero para que te ayude a mantener el orden

¿Quién no ha perdido muchísimo tiempo intentando encontrar algo para una ocasión puntual, pero no sabe dónde está? ¿Aquella linterna o el taladro tan buenos que tenía pero que parece que han desaparecido de la faz de la tierra?

Al guardar nuestras cosas, sobre todo aquellas que utilizamos con menos frecuencia, damos por hecho que nos acordaremos de dónde están cuando la necesitemos pero… hay que ser honestos, todos sabemos que no es así. 

Varios utensilios nos pueden ayudar a mantener el orden en el trastero y facilitarnos la búsqueda. Por un lado está el mobiliario propiamente dicho, como baldas, cajones y armarios, que nos pueden ayudar a tener todo mucho más ordenado. Por otro, ciertos «accesorios» nos pueden facilitar mucho la vida, como por ejemplo la utilización de cajas transparentes o etiquetas, etc. Algo muy importante y que se suele pasar por alto es mantener una buena iluminación en la estancia (que lamentablemente no es lo más habitual), porque nos ayudará a encontrar las cosas de una manera más sencilla. 

Si bien todos estos puntos implican una inversión, es de un importe muy reducido, ¡y lo vamos a amortizar con creces! 

Es probable que la mayoría de cosas anteriores sólo las podamos hacer si en nuestro trastero, porque en uno de alquiler tenemos muchas menos posibilidades de hacer modificaciones. ¡Pero para eso está Speizy! Seguro que con nuestro buscador encuentras uno que se adapte lo mejor posible a las características que buscas. 

Objetos de uso más frecuente delante, los menos frecuentes detrás

Seguro que no hace mucha falta que lo digamos pero, si sales en bici todos los fines de semana, deja la bicicleta al principio de tu trastero. Es obvio y no hace mucha falta planificarlo, porque los objetos más frecuentes suelen terminar guardados de una manera «natural» al principio. Lo que no es tan natural es que los objetos menos frecuentes estén siempre al final del mismo, ya que muchas veces están ocupando un espacio valioso que nos impide el acceso a aquello que necesitamos en cada momento. 

Y además de esto, habría que compatibilizar este consejo con que es muy conveniente guardar las cosas pesadas al fondo, y debajo del todo, para que hagan de soporte de los objetos más ligeros. 

¡Merece la pena dedicar un rato cada cierto tiempo en agrupar las cosas según el uso que les demos!

Lleva un inventario

Reconocemos que este consejo quizá sólo es apto para los más frikis, pero lo ideal es, en el momento de guardar cualquier cosa, apuntarlo en un listado. 

Así sabremos que efectivamente lo hemos dejado ahí y no está en cualquier otro sitio de la casa (o se lo hemos dejado «prestado» a un amigo ;-)). 

Otra opción, más sencilla pero quizá algo menos eficaz, es sacar una foto cuando dejemos un nuevo objeto o nos llevemos uno. No se verán ni estarán clasificados los objetos con tanta claridad ni es tan «profesional», pero es mucho más rápido, ¡y mejor que nada!

Guarda sólo aquello que necesites

Porque al final, lo mejor es atacar el problema de raíz. Si tienes guardados los esquís pero llevas 10 años sin ir a esquiar, ¿estás seguro de que los necesitas?

Igual hasta la próxima vez que vayas (si es que vas) ni siquiera te valen, o se han quedado anticuados y prefieres comprar o alquilar un modelo nuevo. Si es así, ¿no sería mejor que los vendieras?

Puede que no saques mucho dinero por esa antigualla (aunque menos da una piedra), pero lo más valioso es el espacio que ahorrarás.

Estos son solamente algunos consejos para sacar el máximo partido a tu trastero. ¡Esperamos que te sean útiles! 

Scroll hacia arriba